sábado, 8 de noviembre de 2014

No podemos vivir la vida livianamente..

La vida no es un juego... 
No podemos vivir livianamente jugando con el pecado.. 
Todo lo que hacemos tiene consecuencias... 
Acercate a Dios y arrepientete de tus pecados.. 
El es fiel en perdonar... Disfruta la vida de la mano de Dios. Bendiciones.