sábado, 5 de diciembre de 2015

Si la #FE mueve montañas para que quieres seguir llorando?

Recuerdalo MUY BIEN, Dios no se mueve por tus lagrimas, 
Se mueve por tu FE, no mires tus circunstancias.
Enfocate en las promesas que Dios tiene para ti. Bendiciones.