martes, 12 de mayo de 2015

Calla... Filtra tus palabras.. No hables por hablar...

Deja de confesar lo malo y esperar lo bueno...
Alinea tus palabras con la palabra de Dios... Dios es fiel....